Últimos títulos:

Boys don't cry (USA, 1999)


Sinopsis: Una chica llega a una nueva ciudad, se adentra en los lugares masculinos comportándose como uno de ellos, en maneras y apariencia, en tanto enamora y seduce a Lana. La violencia estalla en el ambiente una vez que se descubre que ese "chico", en realidad es una chica.


Título en español: Los muchachos no lloran
Dirección: Kimberly Peirce
Guión: Kimberly Peirce y Andy Bienen
Producción: Jeffrey Sharp, John Hart, Eva Kolodner y Christine Vachon
Duración: 119 m.
Países: EEUU
Año de producción: 1999
Reparto: Hilary Swank, Chloë Sevigny, Peter Sarsgaard, Brendan Sexton, Alison Folland

Trailer:



Crítica:

(Cineencanto - labutaca.net)
De vez en cuando surge alguna película donde el atractivo principal es la actuación de la estrella, donde todo pasa a segundo término para dejar paso a escena tras aburrida escena de dicha estrella reaccionanado a las situaciones que artificialmente se generan para lucir sus supuestos dotes histriónicos. La publicidad que se ha hecho de "Los Muchachos no Lloran"* parece sugerir que éste es el caso, apoyados por la nominación al "Oscar" y consecuente triunfo de Hilary Swank, la protagonista de esta película. En realidad, es una excelente película, con poderosas pero sutiles actuaciones por parte del elenco completo. Lejos de ser una vitrina de actores, es una gran obra que audazmente relata la historia de Brandon Teena, sus conflictos personales y el efecto que tuvo en una pequeña comunidad del sur de los Estados Unidos.
Esta película, que pudo haber degenerado en uno de los "dramas de la semana" tan socorridos por la televisión norteamericana, tiene el valor de mostrar las situaciones con ojo frío, sin imprimir ningún tipo de comentario editorial. Esto muestra la madurez de los creadores y su valor al arrojar su obra al público y esperar que el mensaje contenido se transmita exitosamente. Sin embargo, también le resta un poco de pasión. La historia es intensa, pero el tipo de narrativa, un poco plano, perjudica el impacto visceral que idealmente deberíamos recibir.
Las actuaciones son fuertes, como ya dije, pero no en el sentido "Tom Cruise" de gesticulación desesperada y gritos; son sutiles, casi imperceptibles, pero su efecto es tremendo al convertir actores desconocidos en personajes auténticamente vivientes.
La falta de tolerancia hacia lo que es diferente se ha visto reflejada en innumerables películas ("El Gigante de Hierro" sobresale entre ellas), pero en esta ocasión dicho concepto no se representa por medio de una metáfora, analogía o parábola; ésta fue la vida real de una persona que por azar o destino cayó en un ambiente social con poca disposición para lo diferente. El guión expresa esto a la perfección, y audazmente hace de su protagonista una persona moralmente ambigua. Éste no es el caso de cosas malas ocurriéndole a gente buena, porque realmente no hay gente buena, ni mala, para el caso; sólo ignorante, maliciosa y diferente.
Y aunque no ganó el multi mencionado Oscar, Chloe Sevigny es también asombrosa. Sus actuaciones hasta la fecha (al menos las que he visto) son tan honestas que hasta se sienten dolorosas. Su cara es tan abierta y expresiva que parece mentira que esté actuando. Y a la vez tiene ese fuego interno y presencia escénica que transmite mucho más de lo que los diálogos explican. Una gran actriz, en un nivel diferente de sus jóvenes colegas que ahora monopolizan los papeles típicos de su género.
"Los Muchachos no Lloran" es una buena película, un poco fría, cuyo mensaje es importante, pero de la cual sobresalen las actuaciones del elenco entero. Muy recomendada para quienes no teman ver algo distinto al refrito dramático que hace las veces de "contenido relevante" en las películas hollywoodenses.
Comparte este artículo :
 
Copyright © 2016. Videoshoperú - Todos los derechos reservados
Con la tecnología Blogger